¡Estoy viva y traigo tarta!

 

Sí, lo sé. Llevo meses sin dar señales de vida. Meses y meses ¡más de un año! Y no es que haya dejado de hornear, de hecho creo que he horneado más que en toda mi vida. Pero entre el trabajo, los libros y demás apenas he tenido tiempo de dedicarle un rato al blog. ¡Pero sigo viva!

Durante este tiempo he hecho cupcakes, cupcakes y cupcakes  ¡cientos de cupcakes! Y pasteles, tartas, galletas, batidos y cualquier cosa que contenga azúcar. Bien lo saben mis amigos y mis compañeros de trabajo a los que les obligo a engullir prácticamente todo lo que hago.

Últimamente estoy obsesionada con las tartas. Cubiertas, sin recubrir. De chocolate, de crema, de nata, de yema quemada ¡de todo lo que pillo! Y como siempre necesito una excusa me he dedicado a hacer pasteles para cumpleaños atrasados.

Y todo porque he descubierto una receta de bizcocho que podría llamar el mejor bizcocho del mundo. Es suave, esponjoso, no demasiado dulce ¡y no lleva levadura! Estoy taaaaaaaan enamorada de él.

 

Las fotos son una caca pero están hechas con mi móvil en mi cocina

 

Para el bizcocho más perfecto del mundo mundial:

5 huevos

150g de azúcar

75g de harina

75g de fécula de patata

1 cucharada de cacao en polvo

1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el ganaché:

300g de nata líquida para montar

300g de chocolate negro para fundir ¡65% mínimo de cacao!

300g de chocolate blanco para fundir

 

Forramos con papel de horno el molde que vayamos a utilizar. Yo utilizo, normalmente uno de 18cm de diámetro. Para forrarlo primero hay que seguir unos simples pasos.

  • Cortamos una tira suficientemente larga de papel vegetal para envolver todo el perímetro del molde. Tiene que tener suficiente anchura como para cubrir toda la longitud del molde. La doblamos a lo largo, unos 4 centímetros de ancho y cortamos con las tijeras a intervalos de 2 o 3 centímetros.
  • Usando la base del molde cortamos un círculo de papel que colocaremos en el fondo, por encima del papel anterior.
  • Derretimos un poco de mantequilla y aplicamos en todo el molde con un pincel. Colocamos primero la tira larga, con los cortes pegados a la base del molde. Utilizamos el círculo para tapar el fondo y volvemos a embadurnar con mantequilla el interior del molde.

Separamos las claras de las yemas y las batimos junto con la mitad del azúcar hasta conseguir un merengue denso que haga picos. Por otro lado batimos las yemas junto con la otra mitad del azúcar. Cuando esté todo listo añadimos la mezcla de las yemas a las claras montadas y mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.

Mezclamos la harina y la fécula de patata y el cacao y lo tamizamos. Lo añadimos a la mezcla anterior en dos veces batiendo con cuidado con movimientos envolventes. Hay que tener en cuenta que la altura del bizcocho dependerá del aire que contenga nuestra mezcla. Por eso hay que batirlo con mucho cuidado. Por último añadimos la vainilla.

Introducimos la mezcla en el molde y lo metemos al horno a 160-170 ºC durante unos 30 minutos.

Para hacer el ganaché calentamos la nata por separado en partes iguales hasta que rompa a hervir, sacamos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta que se deshaga y dejamos enfriar. Cuando esté frío batimos la mezcla.

Para montar la tarta sacamos el bizcocho del molde y lo cortamos en 3 partes iguales con una lira ¡ojo, tiene que estar totalmente frío! Colocamos el primer bizcocho y con una manga pastelera y una boquilla de estrella aplicamos el ganaché de chocolate negro ¡no hagáis como yo que lo hice al revés y el blanco no aguantaba el peso! Colocamos el segundo bizcocho y repetimos pero esta vez con el ganaché de chocolate blanco. Finalmente colocamos la capa final. En mi caso utilicé un poco de merengue suizo que me había sobrado de otra receta pero vosotros podéis decorarlo con el chocolate que os haya sobrado ¡o cualquier cosa!

¡Todo lo que falta nos lo comimos entre 3 de postre!

Y eso es todo, ya os enseñaré más porque he hecho un montón! De nata y crema, de chocolate y fresa, de dulce de leche y nutella ¡no puedo parar!

Espero que os guste la receta ¡besoooooooooooooooooooooooos

Advertisements

2 thoughts on “¡Estoy viva y traigo tarta!

  1. Me parece una excelente receta… Sin duda alguna los dulces también forman parte de mi vida jejeje de ¿quién no? Voy a probar esta receta, siempre trato de hacer jejeje ya hasta tengo clientes, que no me pagan por el momento ^_^
    Espero sigas trayendo más recetas, suerte en todo 🙂

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s